Un nuevo decreto podría ampliar la extensión de zonas vulvenables por contaminación de purines

Real Decreto 47/2022, de 18 de enero, sobre protección de las aguas contra la contaminación difusa producida por los nitratos procedentes de fuentes agrarias, en vigor desde el 21 de enero,  puede obligar a aumentar las zonas declaradas vulnerablesa la contaminación por purines, que ahora abarcan 130 de los 231 municipios de Lleida.

En ellas se aplican las mayores restricciones a la construcción y ampliación de granjas. La nueva normativa establece un plazo de tres años para que los Gobiernos autonómicos extiendan esta catalogación a “todas las superficies” donde el relieve del terreno haga fluir las aguas hacia acuíferos contaminados por nitratos. Hasta ahora el criterio de la Generalitat era incluir los municipios donde se detectasen concentraciones superiores al límite que dicta la UE

El decreto estatal, publicado ayer en el Boletín Oficial del Estado  (BOE), llega después de que la Comisión Europea haya denunciado ante la Justicia comunitaria la gestión de las deyecciones de diez comunidades españolas. Entre ellas no se encuentra Catalunya, finalmente excluida del proceso sancionador al considerar suficientes las medidas que la Generalitat aplica para reducir la contaminación por nitratos de las aguas

El departamento de Acción Climática no se ha pronunciado aún sobre si la nueva normativa española es compatible con su política en materia de purines y fertilización agraria, o bien interfiere en sus competencias.

Fuente de información: Diario Segre

BOE-Ampliación Zonas Vulnerables

Ampliado el plazo para la presentación de la DAN

El Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural amplía el plazo para la presentación de la DAN hasta el 28 de febrero

NUEVO PLAZO: 28 DE FEBRERO

La declaración anual de gestión de deyecciones ganaderas y otros fertilizantes nitrogenados (DAN) es una declaración relativa al origen y destino de las deyecciones y otros fertilizantes nitrogenados correspondiente al período comprendido entre el 1 de septiembre del año anterior y el 31 de agosto del año vigente. Tiene como finalidad garantizar y comprobar una correcta gestión de las deyecciones ganaderas y otros fertilizantes nitrogenados.

JARC pide que se active el almacenamiento privado para equilibrar el mercado porcino

Balance del sector porcino 2021

Después de dos años muy positivos, en 2021 finaliza con una cotización media del cerdo de capa blanca de 1,253 €/kg, un 5,4% menos que en 2020. La reducción de las exportaciones a China a partir de junio y la aparición de la PPA (Peste Porcina Africana) en Alemania, en septiembre de 2020, han provocado que hubiera más volumen de producto en el mercado intracomunitario.

La brutal subida de costes de producción ha propiciado que el margen de producción fuese negativo durante 6 meses, dejando de margen de beneficio de +0,023 €/kg (media anual).

JARC pide a la Administración que aseguren el presupuesto para apoyar las inversiones en instalación de placas fotovoltaicas, que implican un ahorro para los ganaderos en la factura de la luz, además de realizar las explotaciones ganaderas más sostenibles con energías limpias .

Nada hacía presagiar un bajón tan grande en el precio anual del cerdo, aunque, la organización ya hacía tiempo que advirtió de la necesidad de ampliar y diversificar mercados para exportar nuestro producto y evitar, precisamente, uno de los principales efectos de la bajada de precios durante 2021, la reducción de exportaciones a China.

Ante esta situación, Jóvenes Agricultores y Ganaderos de Cataluña considera necesario que se active la medida del almacenamiento privado de la carne de cerdo para evitar que el exceso de oferta siga bajando los precios.

Aunque con los últimos datos de Interporc, en septiembre, Cataluña llevaba 1,88 millones de toneladas exportadas, un +6,5% en volumen que en el mismo período de 2020, y un +4,1% en valor de exportaciones, llegando a 2.987 millones de euros, China, el principal mercado español, está bajando sus importaciones en los últimos meses.

Precisamente, este hecho ha sido la principal causa de la caída libre de los precios durante 2021, dado que la reducción de las exportaciones al gigante asiático y la aparición de la PPA en Alemania, en septiembre de 2020, han provocado que hubiera mucho más producto en el mercado intracomunitario, incapaz de alcanzar volúmenes de exportación anterior, con el consiguiente aumento de la oferta dentro de la Comunidad Europea. En relación con la peste porcina africana, la organización pide que se refuercen los controles y medidas de bioseguridad, ante la aparición de un brote la semana pasada en Italia.

Fuente de información: JARC Cooperativa

Alertan de que el sector porcino termina en 2021 con precios inferiores a los costes de producción

El sindicato Unió de Pagesos destaca en el balance del último año del sector la incertidumbre en el ámbito económico y el reto de asumir nuevas obligaciones ambientales

Unió de Pagesos advierte que el año 2021 ha cerrado con valores positivos para el sector porcino en Cataluña, con una media de 0,02 euros por kilo de carne, pero en los últimos meses ha derivado hacia un escenario muy negativo: el precio de coste en diciembre se situó en 0,132 euros por kilo, básicamente por el aumento del coste del pienso, que ha alcanzado los 0,362 euros la tonelada, mientras que el precio de venta de la carne de cerdo de los últimos dos meses y medio es bajo : 0,102 euros por kilo. Durante diciembre, la media de pérdidas se calcula en 0,33 euros por kilo, según la información de SIP Consultors.

En cuanto a sacrificios y exportaciones, los datos se mantienen con una tendencia similar a la de años anteriores: Cataluña ha sacrificado 2,05 millones de toneladas y ha exportado 1,63 millones de toneladas, el 79% de la producción, según SIP Consultores. China sigue siendo el principal destino de las exportaciones porcinas pero a un ritmo más lento, ya que según distintas informaciones, parece haber recuperado una parte de la producción propia.

Unió de Pagesos recuerda que a esta situación de comercio internacional se añade la preocupación por la difusión de la peste porcina africana (PPA), enfermedad que no afecta a las personas pero que limita el comercio internacional de carne y productos porcinos. Esta semana se ha declarado un primer brote en jabalí en la región del Piamonte, en el norte de Italia, cercano a Francia, que se suma a la situación de Alemania, con más de 3.000 brotes de PPA, básicamente en jabalíes, lo que demuestra la facilidad de difusión del virus a través de estos animales. En este sentido, Unió de Pagesos insiste en extremar las medidas de bioseguridad en las granjas porcinas y en el transporte animal, así como la necesidad de controlar la población de jabalíes para minimizar el riesgo.

El sindicato también reclama al Gobierno estatal que trabaje para conseguir un acuerdo de regionalización similar al que ha llegado Francia con China, que prevé que, de detectarse un brote de PPA, la limitación de las exportaciones afectaría a la zona con casos de PPA pero no en todo el estado.

Por otra parte, la entrada en vigor de la actualización del Real decreto de ordenación porcina en 2020 incluye nuevas exigencias medioambientales para los ganaderos. Esta norma prolonga la limitación del tamaño de las granjas (720 unidades de ganado mayor), establece distancias mínimas entre granjas y ampliaciones de granjas porcinas, e introduce requisitos para mejorar la gestión ambiental reduciendo las emisiones de las granjas porcinas, fundamentalmente amoníaco, en través de la aplicación de mejores técnicas disponibles (MTD). Estas exigencias medioambientales se añaden a los compromisos establecidos en el Decreto de fertilización (eliminación de abanico, conductímetro y GPS, entre otros).

Otros proyectos de normativas como el borrador del real decreto para la nutrición sostenible en suelos agrarios también afectará a la gestión ambiental de las granjas porcinas. Unió de Pagesos pide a la Administración criterios claros y proporcionados para aplicar las mejoras necesarias en las granjas pero que las exigencias no sean superiores a las europeas en ningún caso.

El sindicato recuerda también el valor social y territorial de las granjas porcinas en Catalunya, donde la ganadería ha sido un complemento de muchas fincas agrarias. El 65% de las granjas porcinas tiene en este sector la principal fuente de ingresos de la finca agraria, según datos del Ministerio de Agricultura.

El titular de la granja porcina puede trabajar en régimen libre (el ganadero cuida a los animales y es propietario del ganado) o bien integrado (no tiene la propiedad del ganado). El 81% de las granjas porcinas catalanas están ubicadas en municipios rurales de menos de 5.000 habitantes; casi la mitad de las granjas de engorde (un 49%) tienen una capacidad inferior a 1.000 animales, y un 43% de las granjas tienen entre 1.000 y 4.000 cerdos engorde. En total, en Cataluña existen 5.497 granjas porcinas, según datos del Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural.

El responsable nacional del sector Porcino de Unió de Pagesos, Rossend Saltiveri, y el responsable de Sectores Ganaderos del sindicato, Jordi Armengol, han explicado estas cuestiones en rueda de prensa, el primero desde Lleida, y el segundo, telemáticamente.

 

Fuente de información: Unió de Pagesos

Extremar la vigilancia sanitaria de la fauna silvestre y granjas porcinas, pieza clave para evitar la entrada de la PPA

El Ministerio de Agricultura difunde una guía con recomendaciones dirigidas a personas que acceden al medio natural, para saber cómo actuar ante posibles animales silvestres enfermos o muertos que se pueden encontrar, entre ellos, el jabalí. Respecto a esta especie, la vigilancia y detección rápida se hace especialmente necesaria después de que se haya detectado un foco de peste porcina africana (PPA) en jabalí en el noroeste de Italia este mes de enero.

La peste porcina africana es una enfermedad que no se transmite a las personas, y afecta exclusivamente al cerdo y jabalí

Desde el Ministerio de Agricultura se recuerda la importancia de aplicar unas adecuadas medidas de bioseguridad en las explotaciones porcinas, en el transporte animal y en las actividades cinegéticas llevadas a cabo en zonas de riesgo por la presencia de la Peste Porcina Africana (PPA) a fin de evitar su expansión. De igual forma, se recuerda la importancia de garantizar el buen funcionamiento de los sistemas de vigilancia pasiva para detectar precozmente la enfermedad frente a una hipotética entrada en el país. Por eso es vital que se comunique a los Servicios Veterinarios Oficiales cualquier indicio de enfermedad que pudiera aparecer en los animales, tanto en granjas y medios de transporte de animales como en jabalíes dentro del medio natural.

En el mismo sentido el Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural (DACC), en colaboración con las Asociaciones de Defensa Sanitaria (ADS) y el mismo sector porcino, estableció en 2015 el Plan de bioseguridad en granjas porcinas, donde mediante las encuestas de bioseguridad se comprobaban las condiciones de bioseguridad tanto estructurales como de manejo de las granjas y se asesoraba sobre las mejoras a implementar. Posteriormente, a raíz del primer foco detectado en Bélgica en 2018, se desarrolló, conjuntamente con el Cuerpo de Agentes Rurales, el protocolo para la recogida de jabalíes muertos en el medio.

Desde entonces y hasta fecha de hoy, el DACC ha ido complementando estas actuaciones con controles serológicos en actuaciones cinegéticas, creación de comisión de expertos e Inter departamental en el Gobierno de la Generalitat, formaciones y campañas de sensibilización tanto en col colectivos específicos como cazadores, equipos veterinarios como campañas de sensibilización también a la población en general.

Esta intensificación de la vigilancia se hace especialmente necesaria después de que Italia haya declarado un foco de peste porcina africana (PPA) genotipo 2 este mes de enero en muestras de un jabalí muerto en el municipio de Ovada, en la región del Piamonte, en el noroeste del país vecino. Las autoridades italianas han adoptado de forma inmediata las medidas de control contempladas en el Reglamento Delegado (UE) 2020/687 de la Comisión para limitar la diseminación de la enfermedad y establecer los límites de la zona de infección.

EL Ministerio ha difundido la Guía de vigilancia sanitaria de la fauna silvestre (2019), elaborada por grupo de investigación Sanidad y Biotecnología (SaBio) del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos IREC (CSIC-UCLM), para asegurar la detección precoz de las principales enfermedades que afectan a la fauna silvestre. La guía informa sobre cómo actuar ante un animal silvestre herido, enfermo o muerto y también incluye un listado de las enfermedades más relevantes en jabalíes, rumiantes, conejos, carnívoros y aves, entre ellas la PPA.

La vigilancia sanitaria y la comunicación inmediata de muertes o signos de enfermedades en los servicios veterinarios oficiales facilitan que se pongan en marcha las medidas de control y erradicación con la máxima rapidez.

La peste porcina africana es una enfermedad que no se transmite a las personas, y afecta exclusivamente al cerdo y jabalí. Tanto en Cataluña como en el resto del estado español, actualmente estamos libres de esta enfermedad, pero hay que estar preparados a la evolución de la PPA en el resto de países de Europa y activar las medidas necesarias para minimizar el riesgo de entrada de la PPA en nuestro territorio.

Detectado un foco de Pesta Porcina Africana en jabalís al noroeste de Italia

El pasado 7 de enero los Servicios Veterinarios Oficiales (SVO) italianos detectaron, el virus de la PPA circulando en el este y centro de Europa, en muestras recogidas de un cadáver de jabalí hallado muerto en el municipio de Ovada, región de Piamonte en la Provincia de Alejandría, situada en la zona noroeste del país.

Esta detección supone un nuevo salto a larga distancia del virus hacia el oeste de la UE. En la zona, según informan las propias autoridades italianas, existe sólo un número reducido de explotaciones industriales de porcino y algunas explotaciones de traspatio, por lo que no es una zona de alta densidad porcina, si bien la densidad de jabalíes silvestres se considera muy elevada.

Las autoridades italianas han adoptado de forma inmediata las medidas de control contempladas en el Reglamento Delegado (UE) 2020/687 de la Comisión, por el que se desarrolla el Reglamento (UE) 2016/429 del Parlamento Europeo y del Consejo en lo referente a las normas relativas a la prevención y el control de determinadas enfermedades de la lista en la fauna silvestre. Se han activado el centro nacional y local de crisis y se ha convocado al grupo de expertos para adoptar las medidas adecuadas para limitar la diseminación de la enfermedad y decidir los límites de la zona de infección (ver mapa 2).

De forma inmediata se han puesto en marcha en dicha zona medidas tales como la búsqueda activa de cadáveres de jabalíes, control de la caza en la zona, visitas de inspección a las explotaciones de porcino y comunicación del riesgo a todos los sectores implicados, tanto en esta zona como en el resto del país, de cara a aumentar el nivel de alerta a nivel nacional, en particular aumentar la vigilancia sobre los animales y la bioseguridad.

El foco más cercano a España en los últimos años

Para España supone un incremento de riesgo por la mayor cercanía del foco, hasta ahora el más cercano a nuestras fronteras, y por el hecho de que el virus demuestra una vez más su capacidad para saltar a larga distancia.

Se recuerda la importancia de aplicar unas adecuadas medidas de bioseguridad en las explotaciones de porcino, en el transporte animal, así como en relación a los cazadores que viajen a países afectados o de riesgo por la presencia de la enfermedad y que pudieran contribuir, involuntariamente, a la expansión de la enfermedad al regresar a nuestro país.

Reforzar la medidas de prevención y vigilancia pasiva

De igual forma, se recuerda la gran importancia de garantizar el buen funcionamiento de los sistemas de vigilancia pasiva para detectar tempranamente la enfermedad ante una hipotética entrada en España, para lo que es vital que se comunique a los Servicios Veterinarios Oficiales cualquier indicio de la enfermedad que pudiera aparecer en nuestros animales, tanto en las explotaciones y medios de transporte de animales, como en el medio natural en los jabalíes silvestres.

La Peste Porcina Africana es una enfermedad infecciosa que afecta tanto al cerdo doméstico como al jabalí, pero que no afecta a las personas. La enfermedad se transmite por contacto entre los animales enfermos y por la ingesta de restos de otros animales muertos, carne o restos de alimentos que contengan el virus.

 

Toda la información relacionada con la enfermedad, incluidos los signos característicos, se puede encontrar en el siguiente enlace:

Nota Noticia PPA jabalíes Italia 10_01_2022