GAP Cooperativa vende al grupo Neoelectra su planta de tratamiento de deyecciones ganaderas VAG

El Grupo Neoelectra adquiere la planta de tratamiento de deyecciones ganaderas VAG, consolidándose como partner energético y de servicios industriales de GAP Cooperativa

GAP Cooperativa, propietario único de VAG, ha vendido el 90% de su participación en esta planta de tratamiento de purines al grupo empresarial Neoelectra con el objetivo de dar un impulso y una mayor viabilidad a estas instalaciones y contar, al mismo tiempo, con la colaboración y experiencia de este grupo empresarial de referencia en el sector energético para futuros proyectos a implementar, tanto por el GAP como por sus socios/as.

El pasado 2 de julio se materializó la venta por parte de GAP Cooperativa a Grupo Empresarial Neoelectra del 90% de la propiedad de esta planta, tal y como lo acordaron sus socios el 16 de enero en el transcurso de la Asamblea General Extraordinaria celebrada en Juneda a tal efecto. Eduard Cau, presidente de GAP Cooperativa y Antonio Cortés, CEO y director ejecutivo de Neoelectra, fueron los encargados de formalizar la firma de este acuerdo.

La decisión de GAP Cooperativa de vender la mayor parte de sus participaciones en la planta (conservará un 10% y una representación en el Consejo de Administración del activo) va mucho más allá de una simple transacción económica, ya que supone comenzar una colaboración empresarial con esta empresa especializada en el sector energético, que permita dotar a la planta de una mayor y mejor autonomía de gestión, competitividad y sostenibilidad, además de explorar y trabajar en otros campos como las energías renovables con especial énfasis en la fotovoltaica.

VAG seguirá, como hasta ahora, tratando de manera exclusiva parte de los excedentes de los purines producidos en las granjas de GAP Cooperativa. De hecho, la logística de entrada de purines en la planta continuará en manos de GAP SCCL. A través de esta operación, Neoelectra adquiere el 90% de esta planta para el tratamiento de purines de la Cooperativa basada en una cogeneración a gas natural y biogás con una potencia instalada de 16,2 MW y una generación estimada de unos 130 GWh anuales. Neoelectra también tendrá a su cargo la gestión de la compra del gas natural necesario para el funcionamiento de la planta y la posterior comercialización pública de la electricidad producida, así como la operación y mantenimiento de las instalaciones y del personal.

Eduard Cau, presidente de GAP Cooperativa manifestó que «uno de nuestros principales objetivos como cooperativa es facilitar la gestión de los purines de nuestras granjas de una manera eficiente y sostenible. La venta de participaciones de VAG es, sin duda, una garantía para el buen funcionamiento de esta planta. Además, nos aportará capital para poner en marcha otros proyectos con este mismo objetivo». Asimismo, el presidente de GAP Cooperativa, que cuenta con 160 socios/as, manifestó que con la venta de VAG «reducimos considerablemente los riesgos económicos

que se derivan de trabajar en un mercado que desconocemos como es el eléctrico». Con esta venta, la planta VAG volverá al mismo modelo de funcionamiento que el existente antes del cierre de las plantas por culpa del recorte de las primas del Estado. En primera instancia, VAG era propiedad mayoritaria de la empresa eléctrica EDF Fenice, con una pequeña participación de la Generalitat y de GAP, responsable, como ahora, de toda la logística de entrada de purines en la planta.

Por su parte Antonio Cortés, CEO y director ejecutivo de Neoelectra, indicó que “con esta nueva adquisición el Grupo se consolida como partner energético y de servicios industriales de GAP Cooperativa. Línea en la que venía avanzando desde enero de 2020 con GAP, tras haberse adjudicado el suministro de gas natural para la planta de purines de Tracjusa, a través de su comercializadora Neoelectra Energía”. Añadiendo que “tras esta compra el Grupo continúa incrementando su liderazgo en la cogeneración nacional con más de 200 MW bajo su gestión y la diversificación de su portfolio, potenciando cada vez más su vertiente de compañía de servicios energéticos e industriales”. A esta operación se suma la reciente adquisición de Neoelectra del 90% de Careco Energy, Combustibles Alternativos Renovables Ecológicos S.L., empresa mediante la que añadirá tecnología propia de gasificación y valorización de residuos a sus actuales líneas de negocio en el sector energético.

Actualmente, VAG trata unos 90.000 metros cúbicos de purines al año y cuenta con una plantilla de 17 trabajadores que tendrán continuidad contractual en su totalidad en el marco del acuerdo de venta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *