La Generalitat y el sector porcino se «conjuran» para mantener Cataluña libre de la peste porcina

La consellera de Agricultura, Teresa Jordà, y el vicepresidente del Gobierno en funciones, Pere Aragonés, se reunieron el pasado martes 3 de noviembre de forma telemática con representantes del sector porcino para abordar la problemática de la peste porcina africana (PPA), de la que ya han detectado brotes en Alemania y Bélgica. Jordà aseguró que se han «conjurado» para «mantener Cataluña libre» de la peste porcina y dejó claro que «cualquier euro que hoy dedicamos a la prevención, son cientos de miles de euros que nos ahorraremos si entra este virus» . La consejera dijo que desde enero hasta ahora se han hecho 45.000 extracciones de sangre a los cerdos para controlar los anticuerpos y más de 13.000 PCR. «Si encontramos el más mínimo indicio actuaremos de forma rapidísima», apuntó.

La administración catalana y el sector porcino se han reunido de forma telemática para abordar de forma conjunta la problemática de la peste porcina africana y, como debería actuar, en caso de que llegara algún caso en Cataluña. En declaraciones a la ACN en la salida de la reunión, Jordán explicó que, desde que se detectó el primer foco en Bélgica en 2018, «ya creamos una comisión interdepartamental y nos pusimos a trabajar con un plan de contingencia «.

Medidas para prevenir la entrada de la peste porcina

Jordán explicó que no se ha llegado a ninguna novedad concreta en la reunión pero sí «se ha afinado cuál sería el orden de prioridades». En este sentido, la consejera explicó que entre las medidas para prevenir la entrada de la peste porcina en el país se encuentra la desinfección de los camiones que transportan animales, la bioseguridad en las granjas o el control de las poblaciones de jabalíes.

Sobre los recursos destinados a evitar la entrada de la peste porcina, Jordán dijo que el Departamento está «aportando todos los recursos que puede», pero admitió que «si queremos hacer frente a todo ello aún hay tendremos que poner más «. «Lo que tengamos que reforzar, lo haremos», sentenció la consejera.

En relación a la propuesta que reclaman algunos sectores como Unió de Pagesos en referencia a un refuerzo fronterizo, la consejera recordó que «estamos en un libre mercado y no podemos ponernos con los Mossos en las fronteras a hacer este tipo de acciones «. Sin embargo, Jordán apuntó que pueden hacer algunas acciones como instaurar controles de los Mossos en otros puntos de las carreteras o hacer inspecciones in situ por parte de veterinarios.

De hecho, Jordán tiene claro que si la peste porcina llega a Cataluña lo hará «en cuatro ruedas» y, por ello, aseguró que harán «lo imposible» para que no pase. También avanzó que alguna de las medidas que el sector ha puesto sobre la mesa, aunque no sería potestad de la Generalitat llevarlas a cabo, es que instalen una especie de arcos en las fronteras por donde deberían pasar los transportistas o una especie de colchones para desinfectar las ruedas de los camiones.

Unió de Pagesos reclama más controles

Unió de Pagesos pidió a la Generalitat que extreme las medidas de bioseguridad en el movimiento de animales para evitar la entrada de la Peste Porcina Africana (PPA) en el Estado. Según el sindicato, se trata de una enfermedad con una alta capacidad de contagio y virulencia que conllevaría «graves consecuencias económicas» para el sector. Por ello, UP pide que se verifique la documentación de los transportistas y se revisen visualmente los animales en la frontera.

El sindicato pidió a la Generalitat que las granjas que acojan lechones de origen intracomunitario dispongan de un muelle de carga de animales, y que la descarga de pienso también se haga desde el exterior de la granja para evitar que los vehículos entren en el recinto. También reclaman que se pongan en práctica «todas las medidas a su alcance» para controlar la población de jabalíes, ya que aseguran que en los países donde hay un alto grado de bioseguridad en las granjas el origen de la transmisión de la peste porcina africana son los jabalíes. De hecho, aseguran que los brotes de PPA detectados en Bélgica y en Alemania surgieron únicamente en jabalíes y no tuvieron lugar en ninguna granja.

Asegurar una producción porcina estable

El sindicato considera que hay que asegurar una producción porcina estable y segura a largo plazo. Por ello, defiende que se potencie el ciclo cerrado en el ámbito del territorio: granjas especializadas en lechones, y otros, en engorde. De esta manera se conseguiría disminuir el movimiento de animales de origen intracomunitario, y una mejora importante en las condiciones de bienestar de los animales, ya que no tendrían que recorrer largas distancias. Una parte importante del lechones que se importan en España provienen de Holanda

El 2019, España importó más de 2,5 millones de animales (lechones y cerdos para sacrificio), según datos del Ministerio de Agricultura, cifra que supera en casi un millón la del 2018. Según el sindicato, los datos de este año son muy similares, con un leve descenso del 4% si se compara el período entre enero y junio respecto al mismo periodo de 2019. Sin embargo, desde Unión de Pagesos explican que desde la detección del primer caso positivo de peste porcina en jabalíes en Alemania -actualmente hay un centenar-, «con toda probabilidad el movimiento de animales en el ámbito europeo habrá tenido una repercusión

Fuente de información: Món Rural

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *