Investigadores y entidades ganaderas y cinegéticas impulsan un Grupo Operativo para prevenir la Peste Porcina Africana en España

Entre sus objetivos está reducir los riesgos asociados al jabalí como transmisor de patógenos compartidos en explotaciones porcinas. El proyecto ya se encuentra en su fase de ejecución, con varias líneas de trabajo abiertas que se desarrollarán hasta 2023

Varias entidades de los sectores cinegético y ganadero, junto a un equipo científico experto en materia de sanidad porcina y gestión poblacional y sanitaria del jabalí, han puesto en marcha el Grupo Operativo de prevención frente a la Peste Porcina Africana en España (GO PREVPA). Se trata de un proyecto supra-autonómico que trabaja en la transferencia de herramientas innovadoras para preparar y formar al sector de la ganadería porcina y el subsector cinegético de España frente a la Peste Porcina Africana (PPA) a nivel nacional.

Para lograr su objetivo, el proyecto PREVPA apuesta por contribuir a una eficaz estrategia de gestión de las poblaciones de jabalíes en España, al suponer este suido silvestre una de las principales amenazas para la trasmisión y mantenimiento de la enfermedad, siendo su densidad en la actualidad muy superior a la deseada.

Paralelamente, sus actuaciones van dirigidas a preparar al sector de la ganadería porcina para minimizar todos aquellos riesgos asociados al jabalí, mediante el desarrollo de un protocolo estandarizado de bioseguridad destinado a minimizar el riesgo de entrada, circulación y diseminación de agentes patógenos como la PPA.

El Grupo Operativo cree que hay un notable margen de mejora en la capacidad de hacer frente a esta enfermedad, siendo fundamental una respuesta integral basada en la transferencia, formación y comunicación de todos los sectores implicados.

Un procedimiento único para la recolección de datos

Inmersos ya en el periodo de ejecución, el proyecto PREVPA, que fue presentado el pasado mes de noviembre en Madrid, tiene abiertas varias líneas de trabajo. Una de ellas se vertebra en construir un sistema de recolección de datos de medio ambiente y caza de una manera más homogénea y armonizada, ya que hasta ahora las distintas Comunidades Autónomas tienen sus propios procedimientos, lo que dificulta que los datos sean comparables entre territorios. Esto permitiría conocer de manera más exacta la dinámica poblacional de especies como el jabalí, cuya monitorización se hace necesaria para poder conocer la evolución de esta especie y establecer adecuadas prácticas de gestión de sus poblaciones. Por ello, el Grupo Operativo colabora en el diseño de un sistema sostenible de monitorización poblacional basado en estadísticas cinegéticas de alta calidad y en la implementación de una metodología precisa, basada en la instalación de cámaras de fototrampeo, para la determinación de densidades en distintos puntos del país.

Otro de los pilares del proyecto es la implementación de un plan de bioseguridad específico en ganaderías porcinas. La innovación asociada a estos planes de bioseguridad pasa desde la preparación del personal hasta la inversión en medidas o instalaciones que permitan reducir el riesgo sanitario. Además, el GO PREVPA está dedicando mucho esfuerzo a la captura y monitorización de jabalíes, mediante el empleo de collares GPS, en las inmediaciones de explotaciones porcinas para analizar el uso del espacio y de los recursos ganaderos por parte de este suido silvestre. Esta información, junto a la obtenida de las visitas de bioseguridad, que se llevarán a cabo en explotaciones porcinas en distintos puntos de España, permitirá desarrollar un protocolo estandarizado de bioseguridad y establecer una serie de medidas preventivas que deberán ser adoptadas para reducir el riesgo de entrada y circulación de distintos agentes patógenos.

Asimismo, el Grupo Operativo tiene previsto celebrar distintas jornadas de formación durante los próximos meses, como parte de su plan de acción. En mayo comenzarán con la impartición de tres cursos que estarán dirigidos a audiencias concretas como ganaderos, veterinarios, administraciones o al subsector cinegético, con ponentes especializados en cada uno de los temas que se van a tratar. También estarán disponibles para teleformación una serie de cursos que se desarrollarán en modalidad MOOC, con contenidos disponibles en abierto, los cuales abordarán los puntos más importantes en los que trabaja el Grupo Operativo, como medidas de prevención frente a la PPA o nuevos métodos para mejorar los sistemas estadísticos de la caza en España.

Todo este programa de trabajo se llevará a cabo hasta finales de marzo de 2023, fecha de finalización del proyecto PREVPA. Sus responsables esperan mantener la peste porcina africana alejada de nuestras fronteras, puesto que otros países de Europa ya sufren este virus, que supone una gran amenaza por todas las consecuencias económicas que puede ocasionar en unos de los sectores más productivos del campo español. Por esta razón, todos los ámbitos implicados han aunado fuerzas en torno a este Grupo Operativo, que desde hace meses ya trabaja sobre el terreno para lograr sus objetivos.

Publicados los requisitos de bioseguridad y tramitación para los separadores móviles de fracción líquida y sólida de los purines porcinos

El objetivo es definir los requisitos que deben cumplir las explotaciones porcinas que deseen utilizar este sistema de tratamiento, que debe estar adecuadamente recogido en el plan de gestión de deyecciones ganaderas y, sobre todo, debe utilizarse con las máximas condiciones de bioseguridad.

 

El DACC ha publicado el documento de Utilización del sistema de separador móvil de fracción líquida y sólida de los purines en explotaciones porcinas: requisitos de bioseguridad y tramitación. Se trata de un documento que describe las condiciones mínimas de bioseguridad y estructurales que deben cumplir las explotaciones porcinas que quieran utilizar los separadores móviles de fracción líquida y sólida de los purines porcinos, al tiempo que indica cuál es el trámite administrativo por parte de los agentes implicados.

 

El separador sólido-líquido móvil es un aparato que se puede enganchar a varios vehículos tipo coches y tractores o estar instalado en la caja de un camión. Su función es separar el purín, en una fracción sólida (FS) y una fracción líquida (FL). El proceso de separación S-L permite una redistribución de los nutrientes, facilitando su gestión final. La FS se caracteriza por una concentración más elevada en aquellos componentes asociados a la fracción articulada, como la materia orgánica (MO) no soluble, el nitrógeno (N) orgánico y el fósforo (P), entre otros. En cambio, la FL se caracteriza por ser menos rica en algunos nutrientes. La parte líquida se almacenará en una balsa final y la fracción sólida en un estercolero impermeable con recogida de lixiviados (para la FS) y / o unos contenedores que habiliten el transporte y tara posterior.

 

Ante la creciente necesidad de aplicar sistemas de tratamiento en las granjas porcinas y dado que el tamaño de algunas de ellas hace muy difícil su optimización económica, se plantea la necesidad de utilización de este tipo de separadores móviles. Para que esto sea posible es necesario, por un lado, que estén adecuadamente recogidos en los planes de gestión de deyecciones ganaderas y, sobre todo, que esta utilización se haga con las máximas condiciones de bioseguridad.

 

Fuente: DACC