Vuelve a la normalidad el programa sanitario del porcino

El Departamento de Agricultura ha informado que el programa sanitario del porcino vuelve a la normalidad (situación anterior al Estado de Alarma) para no tener que asumir riesgos que podrían ser negativos para la sanidad animal. Esta medida implica la vuelta a la normalidad en cuanto a la priorización de todos los controles serológicos obligatorios incluidos en el programa sanitario del porcino.

De este modo, desde el pasado lunes 11 de mayo, es necesario realizar todos los controles obligatorios y actuaciones sanitarias que se llevaban a cabo antes del la declaración del Estado de Alarma. Esto incluye la realización de encuestas y actos de bioseguridad en las explotaciones porcinas y la extracción de las 16 muestras en las explotaciones de engorde previas a la salida a matadero, tal como se exige en el Real Decreto 360/2009, de 23 de marzo, por el que se establecen las bases del programa coordinado de lucha, control y erradicación de la enfermedad de Aujeszky.

Por otra parte, cabe señalar que a partir del 25 de mayo, los Servicios Veterinarios Oficiales denegarán todas las solicitudes de autorización de Permisos de Entrada de Lechones, de aquellas explotaciones que no hayan realizado el preceptivo control serológico de 16 muestras previo a la salida a matadero.

En cuanto al control de las entradas de animales procedentes de países intracomunitarios y terceros, se ha reformulado la estrategia de muestreo y control clínico de los animales para ser más efectivo en la reducción del riesgo de introducción de la Peste Porcina africana en Cataluña. A tal efecto se han emitido las nuevas instrucciones para este tipo de movimientos, donde se pueden encontrar las novedades y obligaciones tanto a nivel de ADS como de titulares.

Sin embargo, a pesar de la evolución de la epidemia provocada por la Covid-19, se recuerda que hay que seguir manteniendo y extremando todas las medidas de bioprotección para las personas que realicen actuaciones sanitarias en las explotaciones ganaderas, con una utilización estricta de los equipos de protección individual (EPIs).

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *